Historia

Conscientes de la importancia que tiene la educación para el desarrollo del Estado de Guanajuato, resultó imprescindible la creación de un organismo público descentralizado sectorizado a la Secretaría de Educación, dedicado de manera específica y exclusiva a la atención educativa para adultos, garantizando la excelencia en la calidad de los servicios.

Con este propósito fue creado el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA), mediante el Decreto Gubernativo 214, con fecha 22 de abril del 2005.

El INAEBA, comprometido con el desarrollo individual y social de la población, ofrece servicios educativos dirigidos a jóvenes y adultos mayores de 15 años que están fuera del sistema educativo formal y desean aprender a leer, escribir o concluir su educación básica.

El Instituto adecua sus estrategias metodológicas y materiales didácticos al contexto sociocultural de la población atendida, siempre bajo el principio de austeridad y optimización de los recursos humanos y materiales con los que cuenta.

Es importante destacar que el surgimiento del INAEBA se da en el marco de la proclamación de la “Década de la Alfabetización de Naciones Unidas” y que, debido a la importancia de la educación en el desarrollo individual y social de la población, la administración estatal 2006-2012 está haciendo de éste el «Sexenio de la Educación».

MISIÓN

Ofrecer servicios de calidad en alfabetización y educación básica, mediante el diseño e instrumentación de un modelo y programas innovadores, estratégicamente vinculados, que reduzcan de manera sistemática el rezago educativo en el estado de Guanajuato.

VISIÓN

    • Somos un organismo reconocido a nivel nacional por su compromiso con la disminución del rezago educativo.
    • Nuestra oferta educativa es acorde a las necesidades locales e impacta en la calidad de vida de nuestros beneficiarios.
    • Logramos la corresponsabilidad y sinergia interinstitucional para ampliar la cobertura de nuestros servicios.

     

VALORES

    • Respeto: El reconocimiento de la propia dignidad y la dignidad del otro, aceptando las diferencias de ideas, costumbres y creencias de los demás.
    • Honestidad: Actuar con apego a principios éticos y morales socialmente aceptados.
    • Compromiso: Aplicar toda nuestra capacidad para cumplir con lo que nos han encomendado.
    • Servicio: Alto sentido de colaboración para el logro de objetivos comunes.
    • Justicia: Dar a cada quien lo que le corresponde con imparcialidad.
    • Lealtad: Fidelidad y confianza en las personas y procesos.